Archivos para la categoría: Uncategorized
Anuncios

Era una institución pública de acogida y prevención de enfermedades donde se maltrató a niñas física y psíquicamente, con abusos sexuales incluidos. Además, las internas fueron utilizadas como conejillos de indias en experimentos médicos hasta 1975.

A falta de documentación oficial u oficiosa de la normativa de aquel centro, el libro que han escrito Consuelo García del Cid y Chus Gil se ha elaborado con el testimonio vivido y vivo de decenas de mujeres, que en su infancia fueron víctimas de lo que debió ser un centro disciplinario (castigos, malos tratos, vejaciones, etcétera) y reeducativo (rezo del rosario, canto del ?Cara al sol?, etcétera), bajo un disfraz sanitario (sobrealimentación forzada, pinchazos constantes, reposo rígidamente vigilado por unas cuidadoras sin ninguna cualificación sanitaria, etcétera). La experiencia vivida por aquellas niñas debió de ser terrible, porque la huella imborrable es aún recordada por las víctimas como algo difícilmente superable.

 LIBROS Y LITERATURA

Aquellos de ustedes que estén familiarizados con la obra de Consuelo García del Cid no se sorprenderán ante esta nueva obra. Preventorio de Guadarrama abunda en uno de los aspectos que ya trató en sus obras anteriores, Ruega por nosotras y Las desterradas hijas de Eva: el inaceptable trato dispensado a muchas niñas en los preventorios antituberculosos del franquismo (y hasta fechas sorprendentemente posteriores) resultado de la aplicación de principios ideológicos a lo que debiera haber sido una labor asistencial. En condiciones normales les diría que en lugar de eso fue una labor de adoctrinamiento pero eso sería faltar a la verdad, porque la realidad es que se trató sencillamente de centros temporales de reclusión en los que las niñas eran sometidas a todo tipo de humillaciones. Y muchas llegaban a ellas voluntariamente (entendiendo como voluntad la de las familias) porque se tenían por lugares de reposo, incluso por remansos de paz, pero una parte importante, mayoritaria si se atiende a los testimonios de este libro, fueron víctimas de unos malos tratos injustificables no ya con nuestros parámetros éticos de entrado el siglo XXI, sino incluso con los de entonces.
Las autoras, víctimas a su vez, tienen la grandeza de reconocer que no todas las niñas que pasaron por allí vivieron una experiencia parecida (de hecho de las identificaba por colores y vivían en pabellones diferentes, lo que sospecho que no era casual), pero yo me atrevo a decir que resulta completamente indiferente que se obligara a comer el vómito como método para combatir la desnutrición o se quemara con cerillas como método para combatir la incontinencia urinaria al 90, 70, 50 o 10% de las niñas o incluso a una sola. No es la cantidad la que merece un reproche sin paliativos, sino el hecho.
Pero Consuelo García del Cid y Chus Gil no se limitan en Preventorio de Guadarrama a exponer el catálogo de vejaciones que sufrieron las niñas ni a recopilar los testimonios de muchas de ellas (que no sólo incluyen malos tratos físicos y psicológicos sino que llegan al abuso sexual en algún caso). Tampoco se limitan a reflexionar sobre las secuelas psicológicas que muchas de ellas arrastran de por vida. Hacen algo más, algo muy inteligente si se me permite: un relato del camino que siguieron para hacer conocida su historia, para aparecer en los medios y combatir las trabas y la hipocresía a las que se tuvieron que enfrentar. Y resulta sumamente interesante porque ilustra a la perfección la cortedad de miras de muchos de los que nos gobiernan, porque demuestra que aún hay gente que considera aceptable tapar cualquier hecho, por atroz que sea, en aras del supuesto “buen nombre” de un pueblo o sus habitantes como si hubiese algo más positivo para la imagen pública de un población que la transparencia y la gestión desde parámetros éticos. Este libro no es sólo una denuncia del pasado, es una lección para el presente.
Obviamente no es un relato aséptico ni imparcial, las autoras toman partido como sin duda lo tomarán los lectores, pero no por ello deja de ser un relato documentado y riguroso que trata de iluminar una de las páginas más oscuras, por no decir desconocidas, de nuestra historia reciente.
Permítanme una última reflexión. Tuve la fortuna, por no decir el honor, de asistir a un episodio que se relata en Preventorio de Guadarrama, la presentación de la anterior obra de Consuelo García del Cid en la Casa del Libro de la calle Fuencarral, en Madrid, a la que asistieron muchas de las mujeres, niñas en la época de los preventorios y patronatos de la mujer y víctimas aun hoy en día (entonces de las vejaciones que padecieron y hoy del silencio y la incomprensión), que constituyen el grupo de quienes ellas mismas se llaman sisters, y fui testigo directo de la emoción y del dolor que las unían y créanme, no sólo me considero un privilegiado por haber podido asistir a una reunión tan conmovedora como admirable, sino que puedo dar fe de que allí había algo más que todo lo antedicho: había verdad y había ganas de reconocimiento. Eran generosas, no pedían más justicia ni más reparación que la moral, que el hecho de ver reconocido aquello por lo que pasaron. No quieren abrir arcas ni rejas, quieren abrir archivos. Yo no sé a ustedes pero a mí no me parece pedir tanto.

Andrés Barrero
contacto@andresbarrero.es
@abarreror

Otros libros recomendados

La nave de los muertos
Que nadie te salve la vida
100 balas: primer volumen
Wayward Pines. El paraíso

1

Reader Interactions

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comentario <br />
Nombre *<br />
Correo electrónico *<br />
Web </p>
<p>Barra Lateral Primaria</p>
<p>Buscar<br />
Buscar en la web</p>
<p>¡Síguenos en nuestras redes sociales!</p>
<p> <br />
<br />
<br />
<br />
<br />
<br />
</p>
<p>Amazon</p>
<p>¿De qué materia quieres libros para leer?</p>
<p> Biografías y Memorias (189)<br />
Clásicos modernos (89)<br />
Cómics y novela gráfica (391)<br />
De cine y literatura (119)<br />
Entrevistas (79)<br />
Libros de arte y fotografía (38)<br />
Libros de autoayuda y superación personal (36)<br />
Libros de Aventuras (188)<br />
Libros de Ciencia ficción (131)<br />
Libros de cocina (22)<br />
Libros de deporte (31)<br />
Libros de Drama (793)<br />
Libros de ensayo (274)<br />
Libros de Fantasía (174)<br />
Libros de Humor (218)<br />
Libros de literatura alemana (87)<br />
Libros de literatura anglosajona: literatura inglesa y americana (1.036)<br />
Libros de literatura catalana (24)<br />
Libros de literatura eslava: literatura rusa (88)<br />
Libros de literatura española e hispanoamericana (1.142)<br />
Libros de Literatura extranjera (348)<br />
Libros de Literatura francesa (201)<br />
Libros de literatura gallega (7)<br />
Libros de Literatura italiana (88)<br />
Libros de literatura nórdica (78)<br />
Libros de literatura vasca (en euskera) (2)<br />
Libros de Misterio (203)<br />
Libros de narrativa breve: cuentos y relatos cortos (270)<br />
Libros de no ficción (327)<br />
Libros de Periodismo (105)<br />
Libros de Poesía (84)<br />
Libros de Religión y espiritualidad (26)<br />
Libros de Romance (176)<br />
Libros de suspense (thriller) (106)<br />
Libros de Teatro (21)<br />
Libros de Terror (108)<br />
Libros de Viajes (52)<br />
Libros recomendados en la radio (53)<br />
Literatura Clásica (76)<br />
Literatura Epistolar (22)<br />
Literatura Erótica (31)<br />
Literatura histórica (236)<br />
Literatura infantil y juvenil (356)<br />
Literatura negra y policíaca (303)<br />
Mundo literario (40)<br />
Noticias literarias (9)<br />
Novelas (1.221)</p>
<p>Otras reseñas de libros</p>
<p>El Sunset Limited 2<br />
23 diciembre, 2012 por David Tejera Expósito 2 comentarios</p>
<p>Compartir</p>
<p>El Sunset Limited, de Cormac McCarthy Volver a leer un libro de McCarthy es siempre una experiencia enriquecedora, y ya tocaba volver a dar un paseo por las áridas palabras del estadounidense. Cormac McCarthy (Providence, Rhode Island, 1933) se ha convertido en una de las voces más aclamadas de la literatura norteamericana actual. A golpe de pluma y llenando el hueco dejado por William Faulkner, el autor ha ido desgranando a través de su obra las profundidades más violentas del alma humana, mostrándonos de frente la cruda realidad a la que en muchas ocasiones le damos la espalda. El Sunset Limited, es la última obra del autor que se ha publicado en España y no viene a ser una novela al uso, sino el guion de una obra de teatro escrito por el autor. Escrita en el año 2006 y publicada por Mondadori en el año 2012, la obra fue…</p>
<p>Lee la reseña completa »<br />
0</p>
<p>Epígrafe<br />
9 octubre, 2012 por Javier BR Deja un comentario</p>
<p>Compartir2</p>
<p>Epígrafe, de Gordon Lish A través de las cartas enviadas a quienes le ayudaron durante la enfermedad de su mujer el lector es testigo del desmoronamiento de un hombre vencido por el dolor y la culpa. La señora Lish ha fallecido después de una larga y penosa enfermedad que la ha tenido postrada durante años, incapaz ni tan siquiera de comunicarse.  Durante ese tiempo su marido, Gordon Lish, recibió la ayuda desinteresada de una serie de damas —Personas Misericordiosas, las llama él— de las congregaciones de San Fermo y San Eustacio. Ahora, cuando todo ha pasado, el señor Lish se sienta en el lecho de muerte de su esposa Barbara (un artilugio reclinable que le proporcionaron los miembros de las congregaciones religiosas a las que ella pertenecía) y comienza a escribir cartas de agradecimiento a todas aquellas personas que tanto hicieron por ayudarles a él y a su esposa en…</p>
<p>Lee la reseña completa »<br />
2</p>
<p>La mano izquierda de Dios<br />
24 abril, 2010 por Eva MMJ Deja un comentario</p>
<p>Compartir</p>
<p>La mano izquierda de Dios, de Paul Hoffman     Ya había pospuesto El poder del perro para un momento en el que tuviese “más estómago” tras leer su primer capítulo, y casi me temía que iba a tener que hacer lo mismo con este libro. Porque comienza de un modo insólitamente brutal. Quizá el contenido objetivo no sea en realidad tan espeluznante, pero la descripción que se hace del Santuario y de cómo transcurre la vida en el interior de sus rotundas murallas, logra trasmitir una desagradable sensación de incomodidad. [Haz clic en “leer más” para leer el resto de la reseña]<br />
0</p>
<p>Mi primer Sony, de Benny Barbash<br />
11 noviembre, 2016 por Victoria Mera Deja un comentario</p>
<p>Compartir3</p>
<p>Últimamente, sin yo buscarlo, he leído varios libros que trataban el judaísmo de algún modo. Ya os hablé de Una virgen imprudente y de Lamentaciones de un prepucio. No es que tengan mucho en común más allá del elemento judío, pero me resulta curioso. Mi primer Sony, el libro del que hoy os hablo, también nos habla sobre una familia de judíos. Y tampoco tiene mucho que ver con los otros. Cada uno tiene un argumento diferente, pero gracias a estas tres lecturas he aprendido bastante sobre el judaísmo, algo en lo que yo estaba bastante pez. No es que sea yo muy religiosa (de hecho soy cero religiosa), pero me gusta aprender y eso es algo que también busco en mis lecturas. Mi primer Sony me atrajo principalmente por su título y su original y colorista portada. Después leí esto y supe que tenía que leerlo: “Mi familia se está separando. Yo…</p>
<p>Lee la reseña completa »<br />
3</p>
<p>American Vampire. El señor de las pesadillas<br />
30 agosto, 2013 por Diego Palacios Marxuach Deja un comentario</p>
<p>Compartir</p>
<p>” American Vampire. El señor de las pesadillas”, de Scott Snyder Ya está aquí, ya está aquí, ya llegó, Judas el mi… Ahí va, que se me va la olla. Ya tenemos un nuevo número de American Vampire. Aunque no pertenece a la colección central sino a la miniserie que podemos enmarcar como una secuela del anterior spin-off dedicado a Felicia Book, Selección natural, cosa esta que no desmerece en nada a la colección principal. Al contrario. Este número es, como el café en las pelis de Tarantino: una puta delicia. Al leer esta nueva entrega de los vampiros de Snyder, American Vampire. El señor de las pesadillas, no he podido evitar recordar una cita del libro La infancia perdida y sus misterios, de Duncan Palas, que viene muy a cuento, sobre todo porque una de las claves de este cómic es un niño: “No deja de ser curioso el…</p>
<p>Lee la reseña completa »<br />
0</p>
<p>Franz. Jürgen. Pep<br />
4 diciembre, 2014 por César Malagón Deja un comentario</p>
<p>Compartir</p>
<p>Franz. Jürgen. Pep, de Axel Torres y André Schön Vivimos dominados por Alemania. Quizá suene duro decirlo así de principio, pero no hace falta  ser un experto en micro y macroeconomía para adivinar la gran influencia que ejerce el país germano en toda la zona euro y en las propias políticas nacionales, como la que nos está tocando vivir durante esta legislatura. Y si no teníamos suficiente con el dominio económico, también lo empezamos a vivir, desde hace unos años, en una de las actividades que más millones y personas mueven en todo el planeta, el bendito (o maldito, para otros) mundo del fútbol. Y es que tras varios años de vagar por el desierto, el fútbol alemán vive ahora una de sus épocas más doradas que se recuerdan. Sus equipos más representativos, Bayern Múnich y Borussia Dortmund, siempre entre los más grandes del fútbol, y su selección, la eterna Die…</p>
<p>Lee la reseña completa »<br />
0</p>
<p>Guerra y paz<br />
19 febrero, 2015 por Leire Kortabarria 10 comentarios</p>
<p>Compartir7</p>
<p>Guerra y paz, de Lev Tolstoi Hay bastante polémica acerca de las diversas traducciones al español que de Guerra y paz existen; algunas se hicieron no del original en ruso, sino de la traducción al francés; y se dice también que, según la traducción que se lea, incluso la historia es diferente. Quien está escribiendo esta reseña opina que la fuerza de algunas joyas literarias es tal, que sea cual sea la traducción, siempre que se haya hecho desde la honestidad y el respeto -y son de suponer estas cualidades a cualquier traductor digno de ese nombre-, será permeada por esa fuerza y el lector accederá a la esencia del espíritu del original, a toda su verdad y su belleza. Por eso, dejemos a los expertos el debate sobre qué traducción es más aconsejable; aunque, para los lectores más interesados en este tema, justo es decir que esta reseña se…</p>
<p>Lee la reseña completa »<br />
7</p>

Preventorio de Guadarrama. La voz de la memoria se presentó en la sede madrileña de la Sociedad de gestión de derechos de autor de directores de escena, dobladores, actores y bailarines españoles, Aisge Madrid en pasado jueves 15 de diciembre. La obra, escrita a dúo por Consuelo García del Cid y Chus Gil tras una profunda investigación sobre el Preventorio del Doctor Murillo, más conocido como Preventorio de Guadarrama, por ubicarse en esa localidad de la Comunidad de Madrid. La actriz y escritora Luz Olier presentará a las autoras y a su libro.

Preventorio de Guadarrama

Era una institución pública de acogida y prevención de enfermedades donde se maltrató a niñas física y psíquicamente, con abusos sexuales incluidos. Además, las internas fueron utilizadas como conejillos de indias en experimentos médicos hasta 1975.A falta de documentación oficial u oficiosa de la normativa de aquel centro, el libro que han escrito Consuelo García del Cid y Chus Gil se ha elaborado con el testimonio vivido y vivo de decenas de mujeres, que en su infancia fueron víctimas de lo que debió ser un centro disciplinario (castigos, malos tratos, vejaciones, etcétera) y reeducativo (rezo del rosario, canto del “Cara al sol”, etcétera), bajo un disfraz sanitario (sobrealimentación forzada, pinchazos constantes, reposo rígidamente vigilado por unas cuidadoras sin ninguna cualificación sanitaria, etcétera). La experiencia vivida por aquellas niñas debió de ser terrible, porque la huella imborrable es aún recordada por las víctimas como algo difícilmente superable. 

«A él acudían niñas de 7 a 12 años (aunque también las había de 5, 16 y 17) sin período definido de estancia, y aunque en su mayoría se trataba de hijas de familias desfavorecidas, tampoco ese concepto es generalizable, puesto que no estaba estipulado como tal, sino con la intención de prevenir el desarrollo o contracción de enfermedades contagiosas.

Todas salían de un lugar situado en la calle Andrés Mellado y eran conducidas en grupo hasta la Sierra de Guadarrama.

Al llegar se les cortaba el pelo, eran despojadas de sus ropas y les entregaba un delantal junto con alpargatas de esparto que se ataban con cintas. De inmediato las rociaban con unos polvos blancos por todo el cuerpo, dejando una toalla en la cabeza durante la primera noche.

Eran abofeteadas por cualquier motivo: hacer mal la cama, llorar, acordarse de sus padres, dejar comida en el plato o hablar durante la siesta. Si alguna se meaba en la cama, las cuidadoras (Sección Femenina) les acercaban una cerilla al trasero hasta quemarlas.»

Consuelo García del Cid Guerra

Investigadora, poeta, escritora y directora del periódico digital Tenemos la Palabra, es autora del libro de relatos Por lo que hemos sido (1980). Como poeta formó parte de las antologías Nueva Poesía Castellana (1979) y Peliart (1980). Obtuvo el Premio de Poesía Literaducto (1979); fue finalista del Premio de Novela Elyssée por su obra Una enjundia de nada (1978); en 2008 publica Al ladrón en El Taller del Poeta y escribe dos novelas: No me olvides y Te la quitaré aunque esté muerto; en 2012 publica Las desterradas hijas de Eva, una historia que pone al descubierto el holocausto español sufrido por miles de mujeres durante la dictadura franquista a través de los preventorios, el Patronato de la Mujer, la Maternidad Peña Grande y otras instituciones creadas exprofeso para el control social de las mujeres. En 2014 presenta la novela Librada. En 2015 presenta ‘Ruega por nosotras’, un ensayo sobre los reformatorios franquistas del Patronato de Protección a la Mujer.

Chus Gil

María Jesús Gil Arroyo, conocida como Chus Gil, es actriz, guionista, presentadora, directora y actriz de doblaje: una mujer polifacética con una larga trayectoria y experiencia en el medio. Directora de doblaje de documentales de Televisión Española (TVE) como, entre otros, La Noche temática, Documentos TV, Sushi global, Muerte súbita, La foto de la niña del napalm, Afganistán, En tierra de dinosaurios, Marylin, últimas sesiones o El arte de olvidar. Profesora de doblaje y locución en EIMA, cursos INEM y CCOO, Escuela Internacional de Medios Audiovisuales, TVEscuelaOnlyframe y otras empresas y entidades. Colabora desde su fundación en marzo 2014 con la revista alternativa digital madrileña Pongamos que Hablo de Madrid. Desde 2016 es presidenta de la Asociación de Víctimas del Preventorio de Guadarrama.

 

 

VARIOS ARTÍCULOS EN 20MINUTOS SOBRE LOS MALOS TRATOS EN EL PREVENTORIO
http://www.20minutos.es/noticia/1586404/0/mujeres-

rhttp://www.20minutos.es/noticia/1589684/0/maltratos-ninos-franquismo/preventorios/testimonios/ecluidas/preventorio-franquismo/abusos-malos-tratos/

http://www.20minutos.es/noticia/1589684/0/maltratos-ninos-franquismo/preventorios/testimonios/

http://www.20minutos.es/noticia/1593124/0/preventorios/red/adoctrinar/

Informamos que en la página https://www.facebook.com/groups/267679166582364/#!/tenemoslapalabra
estamos publicando testimonios de las mujeres que de niñas sufrieron malos tratos en el Preventorio. Nos llegan por decenas desde que este asunto ha salido, por fin, a la luz. QUE SE SEPA

escribir a

preventoriodeguadarrama@gmail.com

 

“Que les hayan quitado el hambre y los piojos y cómo nos están poniendo”. Así se expresa una de las ex cuidadoras del Preventorio de Guadarrama. Dando su nombre pero no la cara. En unas imágenes nebulosas donde no se reconoce rostro, y cuyas palabras regresan a la España profunda. Las niñas pobres a las que se asiló en nombre del Patronato Nacional Antituberculoso, el padre, el hijo, el espíritu insano, la Falange, sus cuidadoras. ¿A alguien se le pasa por la cabeza que van a reconocer los hechos? ¿Alguna de ellas, atacada por los últimos sacramentos, en el lecho de muerte, pedirá asistencia para confesar el maltrato?…Evidentemente, no. Curiosa comparecencia la de dos lugareñas que recuerdan el hambre y los piojos ajenos. Doctas en materias no reguladas, más osadas que nadie. Censuraron la correspondencia de tantas y tantas niñas hasta 1975, pero ahora, aquí, no pueden ni saben cómo frenar algo que podía haberse evitado.
Ayuntamiento de Guadarrama ,pleno del 2 de Julio: Varias víctimas del Preventorio solicitaron a la alcadesa que se implicara en el asunto. No sólo no las dejó ni hablar, sino que -a grito pelado- sus palabras fueron : Váyanse a la fiscalía. En el mismo acto, un concejal del PP aseguró que “ se estaba poniendo en contacto” con las más de cien ex cuidadoras.
Cuatro meses atrás se enviaron cartas, peticiones de apoyo a los correos de los partidos presentes en el Ayuntamiento : Dijeron no haber recibido nada. Finalmente, el día de la incursión fue registrada oficialmente y en persona una carta con fecha 5 de Junio de 2012. Prometieron tratar el tema. Se habló de una moción que sería negada en el pleno.
Posiblemente pensaron que aquel grupo de niñas a las que se les quitó los piojos y el hambre no tenían fuerza, medios ni poder alguno para llevar el asunto a sus últimas consecuencias, pero se equivocaron. No se conocían entre ellas, buscaban en la red alguna huella, compañeras- quizá- ,una palabra que las llevara hasta el Preventorio. Y la encontraron. Y se re-conocieron. Y se implicaron. Y recibieron ayuda. No se conocían -insisto- y sus testimonios, después de más de cuarenta años, coincidían. Nadie se inventa nada. Nadie pretende protagonizar una historia tan lamentable como los restos de un pasado estremecedor que nunca han podido ni sabido olvidar. Nadie miente. El valor de las que han dado y dan la cara, la rabia de los-las negacionistas que de la mano de Falange, familiares cuidadoras, hijas de familias sin piojos ni hambre, conocidas, amigas o circundantes de la alcaldesa, enfrentadas en un ring mediático hasta sus últimas consecuencias. Los testimonios arden. Las centralitas tiemblan. Los comentarios en las distintas publicaciones de la red, más de lo mismo, y sus bestias avanzan.
Muchos se preguntarán cuál es el siguiente paso. Seguimos caminando.